¿Qué consecuencias tiene el pecado mortal?

El pecado mortal entraña la pérdida de la caridad y la privación de la gracia santificante, es decir, del estado de gracia. Sin el arrepentimiento del hombre y el perdón de Dios, causa la muerte eterna en el infierno

¿Qué es el pecado mortal? Se llama mortal porque es la muerte "espiritual" del alma (separación total de Dios). Nos hace perder el estado de gracia y la vida sobrenatural. Si morimos sin arrepentirnos, lo perdemos a Él por la eternidad. 

Sin embargo, si volvemos nuestro corazón a Él y recibimos el Sacramento de la Reconciliación, nuestra amistad con Dios queda restaurada. A los católicos no nos está permitido recibir la Comunión si estamos en pecado mortal.

Recuerda: Para que un pecado sea mortal se requieren tres condiciones:
"Es pecado mortal lo que tiene como objeto una materia grave y que, además, es cometido con pleno conocimiento y deliberado consentimiento» (Catecismo 1857). Dicho en otras palabras, estamos en pecado mortal cuando sabemos que lo que estamos haciendo es grave, cuando lo planeamos y cuando lo hacemos.

Fuente: Guía para confesarse bien.Oscar Velazquez Cortez. www.corazones.org