El pecado que cometen los que se confiesan mal

Los que se confiesan mal cometen un sacrilegio y queda con la obligación de confesarse de los pecados que confesaron, de los que callaron y del sacrilegio que cometieron.

Dice la S. Escritura: "No os engañéis, de Dios no se burla nadie" (Gal. 6)

 El que hizo los ojos no va a ver?, El que hizo los oídos.. no va a oir?

Dios conoce vuestros pensamientos aún los más ocultos, y oye todas vuestras palabras (Salmo 94)

Sacrilegio es irrespetar algo que es muy sagrado. Quien hace una mala confesión comete sacrilegio porque irrespeta un sacramento que es algo muy sagrado.

P. Eliecer Salesman. Cómo hacer una buena confesión. Apostolado Biblíco Católico.