Los tres viajes que hay que hacer para conseguir contrición o arrepentimiento


a) Uno al Calvario y recordar todo lo que Jesús sufrió por nosotros (leamos por ej. El Cap.27 de S. Mateo). Esto ayuda mucho a arrepentirse de los pecados pues ellos fueron los que crucificaron a Jesús.

b) Ir con la imaginación al Cielo y pensar en las alegrías y felicidad que allá nos esperan. Pero pensar: todo eso lo perderé si sigo pecando. Este pensamiento lleva a aborrecer el pecado.

c) Ir con la imaginación al Infierno. “los malos tendrán castigo eterno” (Mateo 25, 46) y pensar que allá podemos ir también nosotros si no abandonamos nuestros pecados y malas costumbres. A millones de personas los ha salvado esto y los ha alejado de sus pecados.

Hagamos pues estos tres viajes con la imaginación: veremos el buen resultado.


P. Eliécer Sálesman. Cómo hacer una buena confesión.