¿Por qué se dice que a fin de cuentas lo que marca la mayor gravedad de nuestro pecado es la intención?

+ Porque "la intención", entendida tanto como el "deseo expreso" con el que hacemos algo o como "la finalidad" por la que lo hacemos, es la que hace que una acción y sus circunstancias sean realmente "nuestros".

La intención es la que les dá a nuestros actossu verdadero valor de bondad o maldad, más que la cosa misma que hacemos.

Experimentamos más dificultad en perdonar aunque sean cosas pequeñas, cuando se capta que alguien nos está haciendo algo con verdaderos deseos de fastidiar, que cuando otros nos hacen cosas más graves pero sin una intención tan clara: esto indica que la intención es la que determina finalmente la gravedad de una ofensa.

Fuente: He pecado contra Ti. Moral básica, moral de la confesión.  P. Alfonso Diez de Sollano. SDB.