¿Por qué al pecado se le llama también deuda?

+    Al pecado se le llama también deuda, porque el que no ama malgasta su vida en algo para lo cual Dios no se la dió y queda endeudado con El.

Hablar de "deudas" es afirmar que todo nuestro ser pertenece a Dios y que estamos por eso obligados a gastar todo lo que Dios nos dió en procurar su gloria y hacer lo que El quiere que hagamos.

     Cuando nosotros no ocupamos en eso nuestros bienes, nuestras cualidades, nuestro ser, sea porque dejamos de ponerlos en acción o sea porque actuamos en contra o fuera de lo que Dios desea, entonces nos vamos "endeudando".

El "legalista", que es el que se contenta con no hacer el mal y con no ir en contra de la ley y fuera de allí no hace el bien, se endeuda con Dios, porque los dones y cualidades se los dió El, no para guardarlos, sino para hacerles frutificar.

Esto lo dice claramente Jesús en la Parábola de los Talentos: "debías haber puesto mi dinero en el banco, para que al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses". (Mt. 25, 27)

Fuente: He pecado contra Ti. Moral básica, moral de la confesión.  P. Alfonso Diez de Sollano. SDB.